Tipos de cajas fuertes

¿Estás pensando en instalar una caja fuerte en tu casa? Tienes que saber entonces que las podemos encontrar de todos los tipos y niveles de seguridad, y por eso, en este artículo queremos enseñarte algunos de los modelos más habituales que el público suele llevarse.

Caja fuerte de sobremesa

La caja fuerte de sobremesa o caja fuerte de sobreponer es una de las más habituales que existen. Son realmente sencillas, y suelen estar a la vista o apenas escondidas. A diferencia de las próximas que veremos, no están hechas para ser empotradas. Por esta facultad es que sus diseños suelen ser más vistosos que los de otras cajas fuertes. Eso sí, para que nadie pueda llevárselas, también suelen ser más pesadas que otras alternativas.

Cajas fuertes para empotrar

Las cajas fuertes para empotrar son probablemente las más utilizadas en estos tiempos. Esto, debido a que es mucho más fácil que alguien pueda llegar a robarlas. Por lo demás, su funcionamiento no es nada diferente al de las anteriores.

Cajas fuertes ignífugas

Si por algún motivo crees que tu caja fuerte pueda llegar a estar al alcance del fuego o las altas temperaturas, como en caso de incendio, las cajas fuertes ignífugas son tu opción. Están pensadas justamente para este tipo de situaciones particulares.

Tipos de cajas fuertes

Cajas fuertes camufladas

Las cajas fuertes camufladas son perfectas para pasar desapercibidas, como su nombre bien lo indica. Suelen ubicarse en sectores comunes de los hogares. La idea es que absolutamente nadie pueda darse cuenta de que allí hay una caja fuerte, claro. Y por otro lado, podemos encontrarlas en muchos materiales y diseños diferentes.

Cajas fuertes de suelo

A diferencia de las anteriores, estas cajas fuertes no tienen nada de vistosas. Se empotran en el suelo por lo general, y poseen una tapa para que nadie se dé cuenta de su presencia. Puedes cubrirla luego con una alfombra o algún otro decorado, claro.

Cajas fuertes de alta seguridad

Las cajas fuertes de alta seguridad, como su nombre bien lo indica, son más seguras que el promedio de las cajas fuertes actuales. Sin el código o la combinación necesaria, no tienes absolutamente ninguna chance de poder abrirla.

Cajas fuertes decorativas

Pensadas para integrarse con la habitación o espacio donde se las coloca, estas cajas fuertes no son las más seguras del mundo, pero casi siempre pasarán desapercibidas. Incluso, una de sus ventajas es que están entre las más fáciles de instalar.

Cajas fuertes para hoteles

Éstas son cajas fuertes realmente sencillas, y si has ido a un hotel con caja fuerte, las has visto. Una de sus ventajas es que permiten cambiar las claves fácilmente. Por supuesto, en contrapartida, no son las más seguras de todas las alternativas posibles.

¿Qué caja fuerte comprar?

Pues eso dependerá de qué objetivo estés persiguiendo con tu caja fuerte. Nuestra recomendación es que busques un modelo para empotrar, teniendo en cuenta que suelen ser de las cajas fuertes más seguras, todo un clásico que no pasa de moda. Si estás colocando elementos de mucho valor, una caja fuerte de máxima seguridad no es tampoco una mala inversión.

¿Son seguras las cajas fuertes?

Sí, claro que las cajas fuertes son seguras. De hecho, hay pocas opciones mejores que debamos considerar cuando se trata de almacenar todos nuestros elementos de valor o importancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *